miércoles, 31 de diciembre de 2008

Falso profeta: Balaam (adorador del dinero)

Versículo central

Números 22:12 Entonces dijo Dios(1) a Balaam:
No vayas con ellos ni maldigas al pueblo, porque bendito es.

Enseñanza central
• Cuando Dios habla y oímos su voz con total claridad, sólo queda obedecer.

Objetivos específicos

Dejar como mensaje que:

• La profecía será dicha por profetas leales a Dios a pesar de los falsos profetas.
• Los falsos profetas existen y hay que saber identificarlos, denunciarlos y alejarse de ellos
• Satanás usará de la seducción de los premios mundanos como el dinero y la adulación para seducirnos
• Satanás buscó, busca y buscará la maldición del pueblo de Dios desde adentro
• Dios hará su parte y el falso profeta junto con sus planes, perecerá
• La Biblia se interpreta a la luz de la Biblia
• La maldición del falso profeta será transformada por Dios en bendición para su pueblo
• Dios reina y reinará
-----------------------------------------

Pasaje Bíblico
Números 22:1 (3) Partieron los hijos de Israel y acamparon en los campos de Moab, junto al Jordán, frente a Jericó.(4)
22:2 Vio Balac hijo de Zipor todo lo que Israel había hecho al amorreo,
22:3 y sintió Moab un gran temor por aquel pueblo, pues era muy numeroso. Se angustió Moab a causa de los hijos de Israel,
22:4 y dijo a los ancianos de Madián: “Ahora esta gente va a devorar todos nuestros contornos, como devora el buey la grama del campo".
Balac hijo de Zipor, que entonces era rey de Moab,
22:5 envió mensajeros a Balaam hijo de Beor(5) , en Petor, que está junto al río en la tierra de los hijos de su pueblo,(6) para que lo llamaran, diciendo: “Un pueblo que ha salido de Egipto cubre toda la tierra y se ha establecido frente a mí.
22:6 Ven pues, ahora, te ruego, y maldíceme a este pueblo, porque es más fuerte que yo; quizá yo pueda herirlo y echarlo de la tierra, pues yo sé que el que tú bendigas bendito quedará, y el que tú maldigas maldito quedará".(7)
22:7 Partieron los ancianos de Moab y los ancianos de Madián con las dádivas de adivinación en sus manos.  Llegaron a Balaam y le comunicaron las palabras de Balac.
22:8 Balaam les respondió:
--Reposad aquí esta noche, y yo os responderé(8) según Jehová me hable.
Así los príncipes de Moab se quedaron con Balaam.
22:9 Entonces se le apareció Dios a Balaam y le preguntó:
--¿Quiénes son estos que están contigo?
22:10 Balaam respondió a Dios:
--Balac hijo de Zipor, rey de Moab, ha enviado a decirme:
22:11 "Este pueblo que ha salido de Egipto cubre toda la tierra. Ven pues, ahora, y maldícemelo; quizá podré pelear contra él y echarlo".
22:12 Entonces dijo Dios(9) a Balaam:
--No vayas con ellos ni maldigas al pueblo, porque bendito es.
22:13 Balaam se levantó por la mañana y dijo a los príncipes de Balac:
--Volveos a vuestra tierra, porque Jehová no me quiere dejar ir con vosotros.
22:14 Los príncipes de Moab se levantaron, regresaron a donde estaba Balac y le dijeron:
--Balaam no quiso venir con nosotros.
22:15 Otra vez volvió Balac a enviar príncipes, en mayor número y más honorables que los otros,
22:16 los cuales fueron a ver a Balaam y le dijeron:
--Así dice Balac hijo de Zipor: “Te ruego que no dejes de venir a mí,
22:17 pues sin duda te honraré mucho y haré todo lo que me digas. Ven, pues, ahora, y maldíceme a este pueblo".
22:18 Balaam respondió a los siervos de Balac:
--Aunque Balac me diera su casa llena de plata y oro, no puedo traspasar la palabra de Jehová, mi Dios, para hacer cosa chica ni grande.
22:19 Os ruego, por tanto, ahora, que reposéis aquí esta noche, para que yo sepa qué me vuelve a decir Jehová.
22:20 Y se le apareció Dios a Balaam de noche, y le dijo:
"Si vinieron para llamarte estos hombres, levántate y vete con ellos; pero harás lo que yo te diga".
22:21 Balaam se levantó por la mañana, ensilló su asna y se fue con los príncipes de Moab.
22:22 Pero la ira de Dios se encendió porque él iba, y el ángel de Jehová(10) se puso en el camino como un adversario suyo. Iba, pues, él montado sobre su asna,(11) y con él dos criados suyos.
22:23 Cuando el asna vio al ángel de Jehová, que estaba en el camino con la espada desnuda en la mano, se apartó del camino y se fue por el campo. Entonces azotó Balaam al asna para hacerla volver al camino.
22:24 Pero el ángel de Jehová se puso en una senda de viñas que tenía pared a un lado y pared al otro.
22:25 Al ver el asna al ángel de Jehová, se pegó a la pared, y apretó contra la pared el pie de Balaam. Él volvió a azotarla.
22:26 El ángel de Jehová pasó más allá, y se puso en un sendero angosto donde no había camino para apartarse ni a la derecha ni a la izquierda.
22:27 Cuando el asna vio al ángel de Jehová, se echó al suelo debajo de Balaam. Balaam se enojó y azotó al asna con un palo.
22:28 Entonces Jehová abrió la boca al asna, la cual dijo a Balaam:
--¿Qué te he hecho, que me has azotado estas tres veces?
22:29 --Porque te has burlado de mí --respondió Balaam al asna--. ¡Si tuviera una espada en mi mano, ahora mismo te mataría!
22:30 El asna dijo a Balaam:
--¿No soy yo tu asna? Sobre mí has cabalgado desde que tú me tienes hasta este día ¿Acaso acostumbro a portarme así contigo?
--No --respondió él.
22:31 Entonces Jehová abrió los ojos de Balaam, que vio al ángel de Jehová en medio del camino, con la espada desnuda en la mano. Balaam hizo una reverencia y se postró sobre su rostro.
22:32 El ángel de Jehová le dijo:
--¿Por qué has azotado a tu asna estas tres veces? Yo soy el que ha salido a resistirte, porque tu camino es perverso delante de mí.(12)
22:33 El asna me ha visto y se ha apartado de mí estas tres veces. Y si de mí no se hubiera apartado, ya te hubiera matado a ti, y a ella la habría dejado viva.
22:34 Entonces Balaam dijo al ángel de Jehová:
--He pecado, porque no sabía que tú te ponías delante de mí en el camino; pero ahora, si te parece mal, yo regresaré.
22:35 Pero el ángel de Jehová respondió a Balaam:
--Ve con esos hombres; pero la palabra que yo te diga, esa hablarás.
Así Balaam se fue con los príncipes de Balac.
22:36 Cuando Balac oyó que Balaam venía, salió a recibirlo a la ciudad de Moab, que está junto al límite de Arnón, en los confines de su territorio.
22:37 Y Balac dijo a Balaam:
--¿No envié yo a llamarte? ¿Por qué no has venido ante mí? ¿No puedo yo honrarte?(13)
22:38 Balaam respondió a Balac:
--Mira, ya he venido ante ti; pero ¿podré ahora decir alguna cosa? La palabra que Dios ponga en mi boca, esa hablaré.
22:39 Luego fue Balaam con Balac, y llegaron a Quiriat-huzot.
22:40 Balac hizo matar bueyes y ovejas, y lo envió a Balaam y a los príncipes que estaban con él.
22:41 Al día siguiente, Balac tomó a Balaam y lo hizo subir a Bamot-baal, y desde allí vio una parte del pueblo.





--------------------------------------------------
Preguntas al texto

1- ¿Qué le parece a usted, la profecía depende del profeta o de Dios?

a. Del profeta
b. De Dios


2- ¿El falso profeta sabe que está mintiendo y engañando o es un ingenuo que hace las cosas sin querer?

a. Es un ingenuo
b. Es un inicuo (perverso) que sabe lo que hace
c. No se
d. No me animo a decir semejante cosa
e. Otra respuesta que se le ocurra


3- El enemigo buscará alguien de renombre para que maldiga encubiertamente al pueblo de Dios.

a. verdadero
b. Falso


4- Una de las peores formas de maldición es la falsa bendición

a. Verdadero
b. Falso

¿Por qué?

a. Porque hace perder tiempo
b. Porque nos toma relajados y con la guardia baja
c. Porque nos hace creer falsas doctrinas
d. Porque nos hace ir contra la voluntad de Dios
e. Porque contamina la fe
f. Porque distrae
g. Todas las opciones
h. Ninguna opción
i. Otras opciones



5- Compare el siguiente versículo:
Números 22:7 Partieron los ancianos de Moab y los ancianos de Madián con las dádivas de adivinación en sus manos. Llegaron a Balaam y le comunicaron las palabras de Balac.

Con este otro versículo
Mateo 4:8 Otra vez lo llevó el diablo a un monte muy alto y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos,
Mateo 4:9 y le dijo:
--Todo esto te daré, si postrado me adoras.

Reflexione acerca de las siguientes afirmaciones:

“Dinero es poder”

a. Verdadero
b. Falso

“Mammón, es decir las riquezas son un formidable instrumento de seducción de Satanás en contra del pueblo de Dios”

a. Verdadero
b. Falso

Si la palabra de Dios dice que Abraham era riquísimo: Génesis 13:2 “Abram era riquísimo en ganado, y en plata y oro…” ¿está mal ser rico?

a. Sí
b. No
c. No se

Tener dinero no es malo sino el idolatrar al dinero es malo

a. verdadero
b. Falso

Satanás seduce no sólo con dinero sino también con adulación (ver nota al pie)(2)



6- Según el versículo Nm 22: 12 ¿Qué le respondió Dios a Balaam

a. Que fuera con ellos pero que tuviera cuidado
b. Que no fuera con ellos
c. Que se fijara y que decidiera por sí mismo
d. Que hiciera lo que quisiera
e. No le respondió nada
f. Otras opciones

7- ¿Cuando Dios responde tan claramente es necesario preguntar de nuevo?

a. Sí
b. No
c. No se

Ahora lea y analice el versículo 19. Este es el primer error de Balaam que deja al descubierto su corazón y nos hace ver que lo que él quería no era hacer la voluntad de Dios y bendecir a Israel sino maldecirlo y generarle alguna perdida como más adelante se verá.
Primer error: preguntarle a Dios cuando Dios había hablado claramente. Aclaración: Dios no había guardado silencio sino que le había dicho “No vayas…”

8- El enemigo es insistente (lea el versículo 15 y responda por favor)

a. Verdadero
b. Falso


9- Lea el versículo Nm. 22: 20 y analice la siguiente frase:

A veces Dios permite cosas que no le parece bien porque deja libertad para que el hombre accione. El hijo pródigo es un ejemplo de esto, el Padre no quería que se fuera pero respetó la libertad del hijo a rajatabla.

a. Verdadero
b. Falso

El versículo 22 demuestra que no era la voluntad de Dios que fuera.

Se puede empezar a concluir que Balaam quería ir con el rey de Moab, que deseaba sus riquezas y que también quería maldecir a Israel como finalmente lo hizo. Por eso Dios se lo permite, porque sabía que lo que Balaam quería era ir y que así estaba determinado en su corazón. Dios no había cambiado de opinión sino que conocía el corazón de Balaam.

Advertencia: ¡Cuidado la necedad de los falsos profetas es asombrosa y hasta un asno puede tener mejor entendimiento de Dios que ellos! ¡Aléjate de ellos urgentemente y denúncialos! Versículos 23 al 29

Palabras finales a la luz de otros pasajes en la Biblia que hablan del accionar de este perverso falso profeta

En estos cuatro pasajes siguientes Dios transforma la maldición que
Balaam quería sobre Israel en bendición, cosa que enardece a Balac.

1- Números 23:11 Entonces Balac dijo a Balaam:
--¿Qué me has hecho? Te he traído para que maldigas a mis enemigos, y tú has proferido bendiciones.
2- Números 23:25 Entonces Balac dijo a Balaam:
--Ya que no lo maldices, tampoco lo bendigas.

3- Números 24:10 Entonces se encendió la ira de Balac contra Balaam, y batiendo las manos le dijo:
--Para maldecir a mis enemigos te he llamado, pero tú los has bendecido ya tres veces.
Números 24:11 Ahora huye a tu lugar; yo dije que te honraría, pero Jehová te ha privado de honra.

4- Números 24:25 Entonces se levantó Balaam y se fue de regreso a su lugar, y también Balac se fue por su camino.

En este pasaje se ve que Balaam buscaba la maldición para el pueblo de Dios y que era un profeta de Satanás

Números 31:15 Les dijo Moisés:
"¿Por qué habéis dejado con vida a todas las mujeres?
Números 31:16 Ellas, por consejo de Balaam, fueron causa de que los hijos de Israel pecaran contra Jehová en lo tocante a Baal-peor, y por eso hubo mortandad en la congregación de Jehová.

La Biblia se lee a la luz de la Biblia. Si un pasaje es poco claro según nuestro entendimiento otros pasajes que se refieran al texto que nos inquieta nos lo puede aclarar. Este es un ejemplo clarísimo: el Libro del Apocalipsis nos dice claramente que Balaam enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel

“Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación” Apocalipsis 2:14

Y precisamente ¿cómo se logró? En Números 31, veremos más del consejo que Balaam le dio a Balac:
El profeta de Dios Moisés lo dice también con toda claridad con lo que sumamos otro texto que nos aclara quien era Balaam y para quien trabajaba verdaderamente.
Por esto podemos concluir que:

1- Los falsos profetas nos darán palabras adornadas que sonaran parecidas a la profecía verdadera pero que quedarán al descubierto por el accionar de Dios por medio del Espíritu Santo. Sus profecías son lata y suenan a lata a la luz del Espíritu de Dios.
2- Dios transformará su maldad y sus falsas profecías en bendición para su pueblo

“He aquí, por consejo de Balaam ellas [las mujeres madianitas] fueron causa de que los hijos de Israel prevaricasen contra El Eterno en lo tocante a Baal-peor, por lo que hubo mortandad en la congregación de El Eterno” Números 31:15-16.

Números 22:22-35
No debemos pensar que puesto que, por su providencia, no siempre Dios detiene a los hombres en su pecado, lo apruebe, o que no le sea aborrecible. Los santos ángeles se oponen al pecado y, quizás, sean empleados para evitarlo más de lo que nos damos cuenta. Este ángel era un adversario para Balaam, porque éste lo contó como tal; los que detienen nuestro avance por los caminos del pecado son realmente nuestros mejores amigos y debemos reconocerlos como tales.
La asna avisa a Balaam del desagrado de Dios. Es común que los que tienen el corazón totalmente dispuestos para hacer lo malo, sigan adelante con violencia por entre las dificultades que la Providencia pone en su camino. El Señor abrió la boca de la asna. Este fue un gran milagro obrado por el poder de Dios. Él que hizo hablar al hombre puede, cuando le place, hacer hablar al asno con la voz del hombre. La asna se quejó de la crueldad de Balaam. El justo Dios no permite que sea maltratado el más débil o menor y si ellos no hablan en su propia defensa, Él hablará por ellos en una u otra forma.
Al final Balaam abrió los ojos. Dios tiene muchas maneras de abatir el corazón duro y enaltecido. Cuando nuestros ojos se abren vemos el peligro de los caminos pecaminosos, y cuán ventajoso fuera para nosotros haber sido detenidos. Balaam pareció transigir: Yo he pecado; pero no parece que fuera sensible a esta maldad de su corazón ni estuviera dispuesto a admitirla. Si halla que no puede seguir adelante, se contentará con regresar, puesto que no hay remedio. Así, pues, muchos abandonan sus pecados sólo porque sus pecados los han abandonado a ellos. El ángel declaró que él no sólo debía ser incapaz de maldecir a Israel, sino que sería forzado a bendecirlo: esto sería más para la gloria de Dios y para su propia confusión que si se hubiera arrepentido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada