miércoles, 31 de diciembre de 2008

Elías, los falsos profetas y la lluvia (I)

Elías, los falsos profetas y la lluvia (I)

Objetivos generales

• Que el lector vea que cada relato de la Palabra de Dios da testimonio de Jesucristo
• Que el lector llegue a un proceso de fe y acción en cada uno de los relatos presentados
• Que el lector tenga una noción general de la Biblia en un sentido histórico y geográfico que lo posicione para poder interpretarla en el contexto en el que fue escrita para aplicarla en el día de hoy de la mejor manera posible

Versículo central

Entonces dijo Elías a todo el pueblo: “Acercaos a mí".
Todo el pueblo se le acercó, y Elías arregló el altar de Jehová que estaba arruinado(1) . 1 Reyes 18:30


Enseñanza central
• La oración principal de Elías no era sólo para vencer a los falsos profetas, ni para que la lluvia llegara, sino para que el corazón del pueblo se vuelva hacia Dios de nuevo

Objetivos específicos
Dejar como mensaje que:

• Remarcar la integridad del profeta Elías a pesar de ser hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras
• El profeta de Dios no profetiza de balde sino cuando viene Palabra de Dios a El
• Parece que a veces los hombres de Dios deben mostrarse y otras veces no, hay que saber cuando es tiempo de cada cosa
• El profeta de Dios vive en la Presencia de Dios
• El profeta de Dios habla claro sin palabras de lisonja
• El profeta de Dios solamente necesita saber que Dios está con él, no importa si lo dejan sólo contra todos, pero esta vez Elías creía que era el único y no era así
• Puede ocurrir que todo un pueblo se extravíe del camino de Dios y que Dios por medio de un sólo profeta lo haga volver
• Cuando el pueblo de Dios se extravía el altar de Dios queda arruinado. Para saber como estamos con Dios veamos el altar en que consagramos nuestras vidas: Llámese oración, devocional, estudio de la Palabra y testimonio diario y ofrenda
• Dios habla a través del profeta, luego se manifiesta y luego bendice
• La gran lluvia de bendición vino con testimonio y oración
• Elías tuvo respuesta del Altísimo aún siendo hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras
• Oración es perseverancia
• La gran lluvia de bendición comienza con una pequeña nube lejana que se acerca

Texto bíblico

1 Reyes 18:1 Pasó mucho tiempo, y tres años después,(2) llegó palabra de Jehová a Elías, diciendo: “Ve, muéstrate a Acab, y yo haré llover sobre la faz de la tierra".
18:2 Fue, pues, Elías a mostrarse a Acab. En Samaria el hambre era grave.
18:3 Acab llamó a Abdías, su mayordomo. Abdías era muy temeroso de Jehová,
18:4 pues cuando Jezabel destruía a los profetas de Jehová,(3) Abdías tomó a cien profetas y los escondió en cuevas de cincuenta en cincuenta, y los sustentó con pan y agua.
18:5 Dijo, pues, Acab a Abdías:
--Ve por el país a todas las fuentes de aguas y a todos los arroyos, a ver si acaso encontramos pasto con que conservar con vida a los caballos y a las mulas, para que no nos quedemos sin bestias.
18:6 Y dividieron entre sí el país para recorrerlo; Acab fue por un camino y Abdías fue solo por otro.
18:7 Cuando Abdías iba por el camino, se encontró con Elías. Al reconocerlo, se postró sobre su rostro y dijo:
--¿No eres tú Elías, mi señor?
18:8 --Yo soy; ve y dile a tu amo: “Aquí está Elías" --le respondió él.
18:9 Abdías contestó:
--¿En qué he pecado para que entregues a tu siervo en manos de Acab para que me mate?
18:10 ¡Vive Jehová, tu Dios!, que no ha habido nación ni reino adonde mi señor no haya enviado a buscarte, y cuando respondían: “No está aquí", hacía jurar a reinos y a naciones que no te habían hallado.
18:11 ¿Y ahora tú dices: “Ve y dile a tu amo: Aquí está Elías"?
18:12 Acontecerá que luego de que yo me haya ido, el espíritu de Jehová te llevará(4) adonde yo no sepa. Y cuando yo vaya a dar la noticia a Acab, él no te hallará y me matará. Pero tu siervo teme a Jehová desde su juventud.
18:13 ¿No le han contado a mi señor lo que hice cuando Jezabel mataba a los profetas de Jehová, que escondí en cuevas a cien de los profetas de Jehová, de cincuenta en cincuenta, y los mantuve con pan y agua?
18:14 Y ahora dices tú: “Ve y dile a tu amo: Aquí está Elías". ¿Quieres que me mate?
18:15 Elías le dijo:
--¡Vive Jehová de los ejércitos, en cuya presencia estoy!, que hoy me presentaré ante él.
18:16 Entonces Abdías fue a encontrarse con Acab, le dio el aviso, y Acab fue a encontrarse con Elías.
18:17 Cuando lo vio, le dijo:
--¿Eres tú el que perturbas a Israel?
18:18 Él respondió:
--Yo no he perturbado a Israel, sino tú y la casa de tu padre, al abandonar los mandamientos de Jehová y seguir a los baales.
18:19 Manda, pues, ahora a que todo Israel se congregue en el monte Carmelo(5) , con los cuatrocientos cincuenta profetas de Baal y los cuatrocientos profetas de Asera, que comen de la mesa de Jezabel.
18:20 Acab convocó a todos los hijos de Israel, y reunió a los profetas en el monte Carmelo.
18:21 Entonces Elías, acercándose a todo el pueblo, dijo:
--¿Hasta cuándo vacilaréis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; si Baal, id en pos de él.
Y el pueblo no respondió palabra.
18:22 Elías siguió hablándole al pueblo:
--Solo yo he quedado como profeta de Jehová, mientras que de los profetas de Baal hay cuatrocientos cincuenta hombres.
18:23 Dénsenos, pues, dos bueyes, y escojan ellos uno; córtenlo en pedazos y pónganlo sobre leña, pero que no le prendan fuego. Yo prepararé el otro buey, lo pondré sobre leña, y tampoco le prenderé fuego.
18:24 Invocad luego vosotros el nombre de vuestros dioses; yo invocaré el nombre de Jehová. El Dios que responda por medio del fuego(6) , ese es Dios.
--Bien dicho --respondió todo el pueblo.
18:25 Entonces Elías dijo a los profetas de Baal:
"Escoged un buey y preparadlo vosotros primero, pues sois los más. Invocad luego el nombre de vuestros dioses, pero no le prendáis fuego".
18:26 Ellos tomaron el buey que les fue dado y lo prepararon, e invocaron el nombre de Baal desde la mañana hasta el mediodía. Decían: “¡Baal, respóndenos!" Pero no se escuchó ninguna voz, ni hubo quien respondiera; entre tanto, ellos seguían saltando alrededor del altar que habían hecho(7) .
18:27 Hacia el mediodía, Elías se burlaba de ellos diciendo(8) : “Gritad con voz más fuerte, porque es un dios. Quizá está meditando o tiene algún trabajo o se ha ido de viaje. ¡Tal vez duerme y haya que despertarlo!"
18:28 Seguían ellos clamando a gritos, y se hacían cortes, conforme a su costumbre, con cuchillos y con lancetas, hasta que les chorreaba la sangre(9) .
18:29 Pasó el mediodía y ellos siguieron gritando frenéticamente hasta la hora de ofrecer el sacrificio(10) , pero no se escuchó ninguna voz, ni hubo quien respondiera ni escuchara.
18:30 Entonces dijo Elías a todo el pueblo: “Acercaos a mí".
Todo el pueblo se le acercó, y Elías arregló el altar de Jehová que estaba arruinado(11) .
18:31 Tomó doce piedras(12) , conforme al número de las tribus de los hijos de Jacob, al cual había sido dada palabra de Jehová diciendo: “Israel será tu nombre"(13) ,
18:32 y edificó con las piedras un altar al nombre de Jehová. Después hizo una zanja alrededor del altar, en que cupieran dos medidas de grano.
18:33 Preparó la leña, cortó el buey en pedazos, lo puso sobre la leña,
18:34 y dijo: “Llenad cuatro cántaros de agua y derramadla sobre el holocausto y sobre la leña".
"Hacedlo otra vez", dijo; y lo hicieron otra vez.
"Hacedlo la tercera vez" dijo de nuevo; y lo hicieron la tercera vez,
18:35 de manera que el agua corría alrededor del altar, y también se había llenado de agua la zanja.
18:36 Cuando llegó la hora de ofrecer el holocausto,(14) se acercó el profeta Elías y dijo: “Jehová, Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, que yo soy tu siervo y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas.
1Reyes 18:37 Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, Jehová, eres el Dios, y que tú haces que su corazón se vuelva a ti".
18:38 Entonces cayó fuego de Jehová y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y hasta lamió el agua que estaba en la zanja.
18:39 Viéndolo todo el pueblo, se postraron y dijeron: “¡Jehová es el Dios, Jehová es el Dios!"(15)
18:40 Entonces Elías les dijo: “Apresad a los profetas de Baal para que no escape ninguno".
Ellos los apresaron y Elías los condujo al arroyo Cisón y allí los degolló(16) .
18:41 Entonces Elías dijo a Acab: “Sube, come y bebe; porque ya se oye el ruido de la lluvia".
18:42 Acab subió a comer y a beber. Pero Elías subió a la cumbre del Carmelo y, postrándose en tierra, puso el rostro entre las rodillas.
18:43 Luego dijo a su criado:
--Sube ahora y mira hacia el mar.
Él subió, miró y dijo:
--No hay nada.
Pero Elías le ordenó de nuevo:
--Vuelve siete veces.
18:44 A la séptima vez el criado dijo:
--Veo una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre, que sube del mar(17) .
Elías dijo:
--Ve y dile a Acab: “Unce tu carro y desciende, para que la lluvia no te lo impida".
18:45 Entre tanto, aconteció que los cielos se oscurecieron con nubes y viento, y hubo un gran aguacero(18) . Subió a su carro Acab y se fue a Jezreel(19) .
18:46 Pero la mano de Jehová estaba sobre Elías, que se ciñó la cintura y corrió delante de Acab hasta llegar a Jezreel.

Preguntas al texto

1- ¿Qué opinión le merece que a un profeta como Elías Dios lo llame a silencio?


a. Le parece una cosa ilógica
b. Le parece un desperdicio
c. Le parece que Dios tiene un tiempo para todo y hay que saber escucharlo y obedecerlo
d. No le parece nada
e. Otras opciones


2- Compare esta situación expresada en la pregunta uno con estos que se dicen profetas de hoy hablando “profecías” a cada rato. ¿Qué opinión le merece este tipo de profetas?


a. Levantan sus sospechas
b. Los considero verdaderos sin examinarlos
c. Les creo todo lo que dicen
d. Les creo si lo que dicen está en la Biblia
e. Los pongo bajo la lupa y los examino
f. Otra opción

¿Según su criterio la Biblia lo alienta o lo desalienta a examinar a cada uno que viene anunciado como profeta de Dios?

a. Lo alienta
b. Lo desalienta


Justifique su respuesta con algún fundamento de la Palabra de Dios



3- En que contexto cree que se desempeño Elías según el relato?

a. Un contexto amable
b. Entre pétalos de rosas
c. Un entorno alborotado y peligroso
d. Un entorno violento y corrupto
e. Un contexto normal
f. Otra opción


4- ¿Elías era pecador?

a. Sí
b. No
c. No se
d. Otra opción

5- ¿Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras?

a. Sí
b. No
c. No se
Responda otra vez la misma pregunta después de leer el siguiente versículo:
“Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras, y oró fervientemente para que no lloviera, y no llovió sobre la tierra durante tres años y seis meses.
Y otra vez oró, y el cielo dio lluvia, y la tierra produjo su fruto.”
Santiago 5:17 -18

¿Elías era hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras?


a. Sí
b. No
c. No se

¿Elías era íntegro?

a. Sí
b. No
c. No se

6- ¿Qué clase de rey fue Acab según el siguiente pasaje?

16: 19 Comenzó a reinar Acab hijo de Omri sobre Israel el año treinta y ocho de Asa, rey de Judá,
16:30 y reinó sobre Israel en Samaria veintidós años. Pero Acab hijo de Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes de él,
16:31 pues no le bastó andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, sino que tomó por mujer a Jezabel, hija de Et-baal, rey de los sidonios, y fue, sirvió a Baal y lo adoró.
16:32 Construyó además un altar a Baal en el templo que él le edificó en Samaria.
16:33 También hizo Acab una imagen de Asera, para provocar así la ira de Jehová, Dios de Israel, más que todos los reyes de Israel que reinaron antes de él.
16:34 En tiempos de Acab, Hiel, el de Bet-el, reedificó a Jericó. Al precio de la vida de Abiram, su primogénito, echó el cimiento, y al precio de la vida de Segub, su hijo menor, puso sus puertas, conforme a la palabra que Jehová le había anunciado por medio de Josué hijo de Nun. 1 Reyes 16:29 - 34



a. Un rey ejemplar
b. Un pésimo rey
c. Un rey violento y corrupto
d. Un rey aceptable
e. Un idólatra y pecaminoso
f. Un buen rey
g. Un rey que con sus hechos provocó la ira de Dios
h. Otra opción



7- ¿Qué le parece la frase: “¿Eres tú el que perturba a Israel”? dicha por Acab al profeta Elías

a. Una falta de respeto
b. Una locura
c. Una frase autorizada porque era el rey quien hablaba
d. Una frase cualquiera
e. Una acusación grave
f. Una frase dicha por un hombre cruel que busca en otros su propia culpa
g. Otra opción


8- Examine las siguientes frases (afirmaciones):

El profeta verdadero de Dios vivía en el Antiguo Testamento en la presencia de Dios.

a. Verdadero
b. Falso


Hoy todos los hijos de Dios podemos vivir en su presencia gracias a que por el sacrificio de Cristo el Espíritu de Dios está con nosotros y en nosotros

a. Verdadero
b. Falso

Esta presencia se manifiesta por el reinado de Jesús en nuestras vidas luego de nuestra consagración y quebranto

a. Verdadero
b. Falso


Los creyentes que no viven en la presencia plena del Espíritu Santo (algunos no saben ni de que se trata) no tienen dicha experiencia porque no ponen como prioridad uno a Dios y a su voluntad


a. Verdadero
b. Falso


Vivir en la presencia de Dios es consecuencia de buscar primero el reino de Dios

a. Verdadero
b. Falso

¡No hay nada comparable a vivir en la Presencia de Dios, nada!

a. Verdadero
b. Falso
c. No se porque nunca lo experimenté




Sea cual sea tu posición en Cristo, una cosa te digo: Mi aliento contigo para que lo sigas bien de cerca. Desoye todo lo que te aleje de Él y oye todo aquello que a Él te acerque.

¡Dios te bendiga!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada