domingo, 6 de mayo de 2012

La mente como campo de batalla donde se resuelve nuestra vida cristiana I

1-   ¿Según su opinión, cual es el objetivo de Dios para cada uno de sus hijos? Escriba su opinión sin temor a equivocarse, en todo caso si se equivoca la próxima reunión trae unas empanadas y listo.




2-  En otras palabras, ¿cuál sería la más grande bendición que usted podría recibir en su vida? No estamos hablando de bendiciones que involucren a otros como por ejemplo la salvación de seres queridos. Estamos hablando de su propia vida. Elija una sola de las opciones como opción excluyente, llamémosla objetivo imprescindible y primordial para Dios.

a-   Ser justo
b-   Recibir consuelo en las aflicciones
c-   Tener lo material asegurado para el resto de mi vida
d-   Tener una familia bien conformada
e-   Tener fuerzas para ayudar
f-    Evangelizar al mundo
g-   Que Cristo viva plenamente en mi
h-   Socorrer a los niños huérfanos
i-    No ser iracundo/a
j-    Que mi suegra no hable tanto
k-   No ser mal pensado/a
l-    Caerle en gracia a la gente
m-  Ser simpático/a
n-   Conocer la Biblia
o-   Ser feliz y sentirme realizado/a
p-   Orar siempre
q-   Ayunar
r-    Otras opciones que le parezca

3-  ¿En la vida cristiana que tendría que regir nuestras conductas?

a-   Las circunstancias externas
b-   Las decisiones internas
c-   Justifique su respuesta anterior

4-  Tomemos como ejemplo cuando los discípulos iban en la barca con Cristo durmiendo y se desató una gran tormenta.
Compare a Cristo por un lado y a los discípulos por el otro y vea que prevaleció en los discípulos y qué prevaleció en el Señor Jesús.

Marcos 4:36  Despidiendo a la multitud, le llevaron con ellos en la barca, como estaba; y había otras barcas con El.
4:37  Pero se levantó una violenta tempestad, y las olas se lanzaban sobre la barca de tal manera que ya se anegaba la barca.
4:38  El estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; entonces le despertaron y le dijeron: Maestro, ¿no te importa que perezcamos?
4:39  Y levantándose, reprendió al viento, y dijo al mar: ¡Cálmate, sosiégate! Y el viento cesó, y sobrevino una gran calma.
4:40  Entonces les dijo: ¿Por qué estáis amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe?
4:41  Y se llenaron de gran temor, y se decían unos a otros: ¿Quién, pues, es éste que aun el viento y el mar le obedecen?


5-  ¿Con quién/es se identificaría usted?


6-  El mundo está plagado de males y según la Palabra de Dios estos males fueron consecuencia del pecado…¿Comparte esta afirmación?

a-   Sí
b-   No
c-   No se

7-  Vea Génesis capítulo 3 y responda esta penúltima pregunta: ¿Satanás como exponente del mal tenía poder irremediablemente sobre el destino de Adán y Eva? En otras palabras: ¿Tenía poder sí o sí? Una o varias respuestas son correctas.

a-   Sí, tenía poder “sí o sí”
b-   No, no tenía poder “sí o sí”
c-   No se
d-   El límite del poder de Satanás dependía de Adán y Eva y de las respuestas que le dieran a la serpiente
e-   Dios había dado potestad (poder) a Adán y Eva para que decidieran no comer del árbol prohibido
f-    Dios no había dado potestad (poder) a Adán y Eva para que decidieran no comer del árbol prohibido
g-   No entiendo nada
h-   ¡Como molesta con tantas preguntas!
i-     Otras opciones

8-  Veamos el estudio desde el principio y anotemos tres conclusiones válidas y bíblicas a las que podemos arribar para pedirle a Dios que se hagan realidad en nuestras vidas.  Ayuda: Las tres conclusiones básicas se encuentran en las respuestas 2, 4 y 7.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada